jueves, 31 de julio de 2014

No me besa la boca jugosa

En la sofocante sombra que amamanta ansias.
Deseos de fiebres nocturnas.
De danzas de ruegos en la noche de lagrimas.
Comporta el hambre tanta desdicha.
Se asientan las ganas maceradas en el placebo de los placeres fáciles.
Pero no calman la calentura de lo difícil.
Saciado de lo no implorado no olvido lo que con locura imploro.
No me oye la mano suave.
No me besa la boca jugosa.
No me atiende el cuerpo goloso.
Yo no existo para la anhelada manzana.
Manzana que el azar caprichoso hace que reine en mi mente.
Hace que esté omnipresente. 
Hace que su desdén hiriente are mis carnes rendidas.
Hace que la sal de su negado amor queme mi cuerpo cuajado de heridas.

miércoles, 30 de julio de 2014

Caer

Todo se precipita.
Pero todo todavia no ha precipitado.
Esperando ver caer.
Esperando su caída.

Salvapatrias de bolsillos no suficientemente llenos

Para no morir ahorcado se acogió a sagrado
Cinismo total.
Planea la sospecha, pero se zafa el sospechoso.
Malandrines de la miseria.
Abanderados del drama.
Creadores de deudas.
Propagadores de la peor de las enfermedades.
Difusores del odio, del odio entre hermanos que se litigan la legitima.

De fieros y fieras

De fieros y fieras.
Es mi fiereza una respuesta al ataque de la fieras.
Autoenjauladas en sus limbos de ordinariez.
Cubiles sórdidos donde de incuban dolores.
Arquitectas de zanjas donde enterrar cadáveres.
Habita en vosotras la tormenta y la miseria.
Habita la certeza de haber nacido morralla.
Habita la segadora envidia.
Habita el amputador star de ratas orondas.
Fieras ruidosas que de la música celeste se espantan.

Salivar para poder tragar

Primero intoxico y después pregunto.
Que democrático es mi sistema. 
Saliva el embaucador atragantado por el gran bocado.
Causas que se hacen grandes.
Obstáculos que se hacen enormes.
Dura travesía del desierto que a tu pueblo fameliza. 
Ya eres perro flaco lleno de pulgas.
Solo hace falta que te quieras dar cuenta.

Agonías televisadas

Vivos que ya están muertos.
Agonías televisadas.
Mascaradas de trileros.
Saqueadores de la huerta del pobre.
Zafios envueltos en banderas que ni si quiera al condado que les voto pertenece.
Estrellas estrelladas.
Estrellados ladrones que aprietan los puños asiendo con fuerza lo robado.
Zorras que a la presa muelen a dentelladas.
Frialdad absoluta produce el que siembra hambre en la provocada quiebra.

Solo lloran las estatuas

Cuando solo te recuerda el mármol.
Cuando ya todo es olvido.
Cuando el metarfoseador verdín trasmuta tu existencia.
Solo de forma eterna lloran las estatuas.
Solo te siente la frase lapidaria. 
Hay ojos que solo lloran mientras heredan.
Hay desheredados que toda la vida te lloran.
Solo ya me es fiel el mármol.
Solo él da fe de mi pasada presencia.
Si en vida perdemos la memoria.
Tras morir son pocos los que la nuestra miman.
Nada ya interesa, lo que nada rinde.


martes, 29 de julio de 2014

Nada más nacer empezamos a morir

Todos somos futuros cadáveres.
Muertos en potencia. 
Muriendo día a día.

En los charcos no está la gloria.


Miramos demasiado los charcos que hay fuera.

Olvidando el océano que llevamos dentro. 
Este verano báñate en ti mismo.

Sueños de aflicción

En lo inmenso a veces uno siente que no tiene sitio.
Incomodo en todas partes.
Rozando con todo.
Rodeado de sicofantes.
Sintiendo sus tiros al transparente.
Terremotos que hacen que uno se sienta como un apestado.
Soy un tesoro sin dueño.
Soy un tesoro invisible.
Soy un tesoro intocable.
No busco manoseo, busco caricias.
El pasado no deja existir el presente.
El presente no fluye si lo bloquea el pasado.
Son sueños de aflicción.

Desnudo pero vestido de verdad

Huir con lo puesto.
Como en todas las contiendas.
Como en toda urgencia.
Solo con lo necesario.
Solo con lo imprescindible.
Con los tesoros de la clarividencia.
Solo con la capacidad para volver a generar otro castillo.
Ciclo de abandono y nuevas construcciones que volveré a abandonar.
Abandonos tildados por mi mano.
Caracolas que el improductivo cangrejo ocupará.
Huyo con lo puesto.
Huyo porque así me lo han impuesto.
Mas huyo vivo, vivo y lleno de efervescente vida.
Lleno de mi vida y de la vida de mis inseparables.
Lleno con los sinfónicos ladridos de mis canes.
Huyo desnudo, pero vestido de verdad.

lunes, 28 de julio de 2014

Las manos MAS sucias

No falla el sistema, el sistema está programado para fallar.
Son las manos MAS sucias las que amasan el pan.
Son las manos MAS amigas las MAS sucias.
Ir y venir a la fuente para llevarse el agua a casa. 
Ladrones de grasa.
Ladrones que no se duelen de que su pueblo este magro.
Estructuras corruptas de pecados estructurales.
Demasiadas manos ladronas que lo robado se tapan.

Un erizo de mar

Triste y sin saber porqué.
Entre sabanas blancas que hondean luminosas.
Entre mis hieráticos hijos.
Entre los fieles canes que lamen mis manos.
Sin porqué estoy triste.
Siento el oleaje en el pecho.
Siento un erizo de mar hurgando en mi pecho.
Siento un día de sol y nausea.
Siento estar triste sin saber el porqué.

Pienso en palabras

Las palabras son mis ojos.
Son los destellos de la noche cerrada.
Son mis lagrimas y mis risas.
Vivo acunado por las bellas palabras.
Nado en el mar de las olas de las frases.
Marea salvífica.
Perfume, esencia con la que sueño y fantaseo.
Letanía de ruegos.
Retahíla de plegarias.
Jaculatorias.
Suspiros del alma.
Existo en el verbo.
Vivo en la palabra.

Ajuares floridos que lucirán

Solo es eterna la eternidad.
Giro la cabeza para ver lo andado.
Y siento el hielo de lo estanco.
Releo con las manos atadas pues ni una coma puedo mover.
Intangible futuro.
Inamovible pasado.
Días migajas de pan de un Dios generoso.
Pienso y resuelvo como quien hilvana y borda.
Programando y sorprendiéndome de los frutos no programados.
No quiero que se deshilache mi próximo pasado.
Nada es eterno pero perdura muy mucho todo lo escrito.
Maculas que heredarán, ajuares floridos que lucirán.

Zarzales que en los abrazos se hieren

Corren tiempos para temer.
Para temer renquear.
Tiempos en los que nos vemos forzados a disimular cojeras.
Tiempos donde solo podemos mostrar debilidad en la cámara onírica y circular.
El soldado herido pierde la estima.
Heridas de espinas de amor.
Zarzales que en los abrazos se hieren.
Abrazos de amor y dolor que temen que el invierno sea mañana.

domingo, 27 de julio de 2014

El estilo de los envenenadores

Las entretelas de los venenos.
El estilo de los envenenadores.
La toxicidad de algunas almas.
Que motiva sus estrategias.
Sus tramas rápidas.
Sus tramas lentas.
Los envenenadores están cerca.
Muy cerca.
Muy próximos.
Manos cercanas que riegan de clavos y espinas nuestro alimento.
Besos enrarecidos tras la mascara del perfecto teatro.
Sofisticada maldad de envidiosos sofisticados.
Manzanas rojas, cafés muy dulces.

Certero impacto

Suprema sabiduría, aléjame de donde habita la miseria.
Aléjame de donde vive el miserable.
Doy gracias al impacto que ha hecho virar mi trayectoria.
Designios inescrutables, designios sopesados y con un certero fin.

Amor posesivo esposo

Viven tan cerca, que a veces incluso los amamos.
Crímenes de la mano amiga.
Crímenes de las manos del amante.
Mi cuerpo en sus manos.
MI SANGRE MANCHA SUS MANOS.

Las parcelaciones

Adorador del perímetro.
Del amuramiento de mi alma.
Discípulo de las altas tapias.
Fraile encerrón. 
Cangrejo ermitaño.
Todo tiene un fin y es importante marcarlo.
Parcelo colores.
Remarco heridas.

Lloraré por la leche derramada

Sin saciedad fenecen mis interrogantes.
El valor y el placer de sentirse morir.
Hijos del limo.
Hijos de la orilla.
Hijos del recodo.
Diáfanos designios para el que nada se cuestiona.
Árbol de pudorosos frutos de hastío.
Ambrosía de la putrefacción.
Es mi gusto por el envolvente halo de la muerte.
Vivo con el placer de morir un poco cada día.
Soy un legionario del fin.
Un legionario de la casa de los velorios.
De la cera perdida, derramada, irrecuperable.
Apóstol de la trasmutación.
Leche derramada sobre la que es necesario llorar.

La roña

Soy una esponja de aseo.
Retiro de tu cuerpo la roña.
Y con tu inmundicia construyo tesoros.
Ciclos de redención.
Ciclos de purgación.
Ciclos terapéuticos.
Sino de febril acarreo.
Las palabras de tus sueños.
La queja constante.
Tu hambre.
Tu calor.
Tu cansancio.
Soy un torrente que se nutre de tu desagüe.

De talento y talante

El talento es expansivo.
Nunca lo podrás esconder.
Nunca lo podrás parar.
Nunca te podrás de él zafar.
El talento no es de indolentes.
No hay talento con ese talante.

sábado, 26 de julio de 2014

Asco

Asco por los vicios.
Por los vicios de la queja.
Por el insufrible vicio de quejarse.
En rededor todo es náusea.
Ciegos que de los algodones se quejan.
Si estuvierais en la atroz intemperie, si podríais y con razón quejaros.

Bocas serones de estiércol

Bocas serones de estiércol que dejáis las puertas abiertas.
Bocas llenas de estiércol que me forzáis a desvestirme entre frías corrientes.
Es la confianza la que permite la distancia.
Es la confianza la que hace que mis amigos estén lejos.
Es la desconfianza la que hace que me rodee tanto rencor de envidiosos alabarderos.
Desnudo y sin mancha, solo tienen maculas de estiércol mis vestidos.

¿Dónde estás AMOR?

 A mi lado no es lo mismo que estar conmigo.
Porque a mi lado también están mis enemigos.

En tu lugar

Para saber lo que sientes.
No solo me pondré en tu lugar.
Sentiré por ti.

Tálamo concurrido y vacío

Los vagos rostros.
Los rostros que diluye la nostalgia.
Semblanzas de un indescifrable ayer.
Lo que ha sido y lo que he soñado que fue.
Concurrido mundo de confluencias.
Salón de transito.
Cámara de ingreso al tálamo de ausencias.

Amantes silenciosos

Amantes silenciosos.
Me aman en silencio.
Silencio que pocos placeres reporta.
Silencio que en la soledad ahoga.
Me desespera el silencio, del que silente me ama.
Del que silente me mata.
Del que silente me teme.
No muerde el amor, muerde el temor.
Amante silente que teme el fracaso.
Es un fracaso no plantar contienda.
Es una contienda vivir en el fracaso.
Grita lo que quieres, porque del que grita es el mundo.
Y no se tiene en el corazón una llama, para tenerla tapada.

Fiestas de la carne

Siempre existirán payasos porque es imprescindible el circo.
Solo nos eleva sentir que muchos están por debajo.
Estatus de conmiseración.
Estatus de miserables.
Carne de cañón de las bacanales de la cumbre de oro.
Fiestas de la carne donde se desmembran tiernos corderos.
Si ellos tienen necesidad, creará el mercado el producto.
Es la demanda la que crea monstruos.
Es el pueblo el que demanda circo.

Tenemos la obligación de ser mediocres

Como puedes sentir amor, si sin fisuras al pueblo que quieres salvar lo llamas mediocre.
Son los que compiten por las primeras filas los enemigos peores.
Embaucadores travestidos de mediocridad que en la chanza te hablan llano.
Lenguaje de obligada zafiedad, para rendir al zafio.
Rendirlo y someterlo pero jamás redimirlo.
Porque el redimido piensa y el ser pensante y elevado ninguna pleitesía debe y solo jura vasallaje al altísimo.
Niebla para ocultar cumbres y hacer del montículo, la cúspide de la forzada cárcel donde vive el mediocre pueblo de llano.
Por sus lagunas les conoceréis.

Los marginados son los demás

Los marginados son los demás.
El que rechaza se margina, como la mano que compite con su mano hermana.
Como el necio que discrimina a su reflejo.
Son pesares de herrumbre que hacen chirriar los goznes.
Ojos vagos que no ven que lo que denostan ellos lo poseen.
El marginado es sensible, pero es la sensibilidad un techado protector.
El marginado da todo lo que pasa por sus manos.
De ese modo el aborregado insulto a ti vuelve.
No margines al que vive en el cielo rodeado de ángeles.
Porque es el único que sin rencor estrecharía tu mano en el lecho de tu muerte.
No duermas tranquilo en tu bando porque marginar es solo empezar.
Y entre tu troupe tu también estás en algún compartimento de marginalidad.
Los lobos si no tienen corderos entre ellos se despellejan.

viernes, 25 de julio de 2014

Volver a casa ciego

Es la oportunidad la que posibilita los sueños.
El futuro es audacia.
Sanar es salir a buscar el remedio.
Si tu corazón late es para ponerte en movimiento.
Es la vida vivir, no dejar que otros por ti la vivan.
No viene a tu ventana el gorrión, si tu no le pones en ella el cultivado grano.
Que no te cuenten que la luz es cegadora, sal tu, aunque vuelvas a casa ciego.

Primaveras árabes

Sesgo de dolor tras las estrategias.
No dialogan las culturas.
Solo chirrían en sus roces.
Marcada por la tragedia esta la frontera.
Nadie es dos almas a la vez.
Siempre se abandona una casa.
Un templo pasa a ser maldito.
Los muertos no están seguros.
Jóvenes héroes de vicaria.
Salvoconductos de eternidad.
Casquería violácea entre rojos rosales. 
Brisas de violento abril.
Primaveras de desierto.
Yacen pero no descansan los cuerpos en tierra extraña.

jueves, 24 de julio de 2014

Tapias altas de huerto

Caen los primeros vencidos por los segundos.
Funambulistas sin red.
Tapias altas de huerto.
En los surcos que lame el agua buscaré los restos descuartizados de tus vajillas.
Arado de dolor Que sobre la belleza rendida crea nueva belleza.
Superaré la puerta del perdón entre la algarabía de chirimías.

En el silencio nos entendemos

Mis amigos son lluvia de miel.
Brisa fresca en el páramo sofocante.
Sus besos me construyen.
Sus palabras me calan.
Son sus manos el mortero que liga mis segundos.
Son ellos los primeros en desfilar por mis sueños.
Son pan, sal, azúcar.
Son y ellos saben quienes son.
En la mirada nos reconocemos.
En el silencio nos entendemos.
Amigos de miel que voláis prestos cuando me veis molesto.
No solo lloro a solas, también en el hombro de ellos lloro.

Por sus obras les conocereis

Por sus coces les conoceréis.
Por sus graznidos.
Por el ansia de rapiña.
Buitres en las primeras filas de la iglesia.
Buitres que sienten como nadie siente.
Grajos arcabuceros que disparan calumnias desde las saeteras de su salón.

miércoles, 23 de julio de 2014

Almas en cuesta

Nada tiene asiento en la acusada pendiente.
Que daño hace la escorrentía en los terrenos en cuesta.
Rodar es solo llegar.
Caer es esperar aterrizar.
Que poco confió en el que todo le resbala.
Que poco le dura la humedad.
Que poco les cala la sabiduría.
Almas en pendiente.
Almas del dolor del hermano nada pendientes.

Nada digno

Como desordena la vulgaridad.
Confunde la solemnidad presidida por el bobo.
Vestido de atrabiliario rojo.
Porta el pendón con la ausente gracia del que nada siente.
Por cuatro perras gordas.
Tres chatos de vino.
Bobos que caen en gracia.
Bobos que la pompa desgracian.
Chirría en el duelo el plumaje del loro.
Y los graznidos y risotadas de la graja.......................

Intranquilidad de star

La imperfecta perfección.
Las trampas de la nueva era.
Lo que natura no da, bisturí consigue.
Ideales de uno mismo a golpe de talonario.
Sociedad cruel que invita a tantos a subir a la cúspide, a sabiendas de que puede ser ocupada por muy pocos.
Seriación de personajes idealizados de los que recortamos encantos y con ellos y la cara plástica hacemos nuestro collage.
Ansias de ser, intranquilidad de star.

martes, 22 de julio de 2014

Voló

Repican por el infante.
Vuelo celeste.
Que pronto atisbó que esta vida es sufrir.

Síndrome de repudiado

La virtud de la ausencia.
La virtud del silencio.
La virtud sin esencia.
Se sobrestima el blanco.
Se sobrestima lo inodoro.
Se sobrestima lo sin sustancia.
Porque son soporte, porque sin convenenciosamente tildables. 
Pero para mi sin furia y brío nada vale.
Sin bravura, sin poderío nada importa.
Creo en el inconveniente.
Creo en el que no se frena. 
Creo en el que nació improntado.
Creo en el que todo lo que toca tilda.
Creo en el que nació tocado.
Síndrome de repudiable.
Síndrome no dominado.

Herminia

Reinas de casas con los techos muy altos.
Reinas de salones de soledad.
Reinas vírgenes de ajuares sin estrenar.
Como encontrar iguales en estos pueblos pacatos.
Como encontrar lo conveniente rodeadas de tanta inconveniencia.
Noventa años de pureza, Santa Herminia, se han marchado contigo.
Casa de solteras encerradas tras los visillos, bordando querubines y rezando oraciones.
Señoritas de pueblo de estatus y star impecables.
Impecable e imposible fuera de vuestra rancia clase.
Se van marchando las Castas, para el mundo de los castos.
Para el mundo estanco del que ya no se vuelve.
Amigas mías y del abolengo, tías lejanas de star tan próximo.
Estrellas calidad en esta plúmbea atmósfera de zafio diario y vulgar domingo.
Adoradoras del Santisimo, devotas de San Antonio.
Incansables esclamadoras de bellas jaculatorias.
Todo se esfuma en este verano de invierno.
Nobles señoras de casa decadente, de pertinaz perfume de rosas.
Todo pasa y solo lo raro permanece congelado en el salón de la gran araña.
En los pasillos de los ciervos que lloran.
En los balcones cerrados donde las plantas mueren.
Antonia, Julia, Herminia, ya no tiene el tiempo destellos dorados.
Ya no tiene la misa el candor de vuestro refulgente rayo.



Le llegó la siega


Entra por las entreabiertas persianas la luz de limonero.
Cayó como cereza madura picoteada por los pájaros.
Vuelven las campanas a doblar en este pueblo de muerte.
Se vicio el aire de la última sala con el humo del último cirio.
Era ya charco de primavera que evaporaba el estío.
Se acabaron las horas del día.
Le llegó ya la siega.
Mueren los últimos sin haber llegado aun los primeros.

lunes, 21 de julio de 2014

Viento seco que llama al fuego

Busco la caricia pura y sin fraude.
La compañía clara de los recién nacidos infantes.
Niños que renacen cada mañana con el albor del alba.
Es la mente virgen y sencilla la que no trastoca palabras.
La que lee comprendiendo y sin cuestionar.
Porque el que comprende nada cuestiona.
Solo cuestiona el que discrepa o nada entiende.
Mentes de avispero curtidas en mil aguijonazos.
Cacareos de envidiosas de miel.
Porque del laborioso día de las abeja nada envidian.
La mente retorcida es viento seco que llama al fuego.
Son  el estruendo que precede a la contienda.
Son rastrero alcohol que calienta los papos agrios en las traseras de las calles.
Calles de vicio que se complacen en los males.
Y buscan embaucadas su bien, usurpando casas, tierras y bienes.
Bien está se dicen sin arredrarse en el saqueo.
Bien está el camino tuerto.

domingo, 20 de julio de 2014

El viento del invierno impone premura

Me azota la palabra exquisita del corazón.
Escarnios en la puerta donde bordan sudarios los lagartos.
Es el rey del reino del amor un águila bicéfala.
Es el fingimiento un estado letárgico.
Bajo la sombra sanadora del tilo, como una virgen penante.
Madre descalza que elige privación para saciar al hijo.
Lloraré la batalla que he decidido perder.
Luna mansa que con cantos soterrados plisa el verano.
En el verde césped cubierto de roció te amaré.
El viento gélido impone premura y amputar con celeridad la distorsionadora testa.

Sin disciplina nada dura

El devaluado honor lo guarda la fortaleza.
Camina uno recto por una senda de locos.
Intereses de incendio que buscan el borrón.
Níveo mármol de pureza que es blanco por su belleza.
Sin disciplina nada dura.
Sin reglas se apaga el fuego en el pecho.
Se pierde el nido del gorrión.
Se pierde el fértil suelo arrastrado por la tormenta.
Pedregal es caminar sin virtud.
No huele a cielo la alimaña.
Se guardan en la fortaleza los tesoros.
Los tesoros que no queremos perder en la contienda.

La verdad está al caer

Midiendo en las pompas vanas.
Ronchas sangrientas del animo.
Cárdenos tumores de exilio.
En la caída sabes lo que posees.
En la caída sabes que pocos te acompañan.
Ciego estuve antes de caer.
Solo tras la caída pude ver.

sábado, 19 de julio de 2014

El pueblo no tiene forma

El pueblo no tiene forma.
Adopta la forma del estado que lo contiene.
Adopta el cauce por el que se le conduce.
Se ahorma al sino al que se le encamina.
Pastores de formas.
Pueblo que se adapta al aprisco.
Apriscos para dar forma a los pueblos.

Aprecia la malicia el usurero

Me asomo al brocal del abismo.
Cansado de los duelos de acero.
Camino recto al infierno.
No es la ira justicia.
Pero desmadra su fuerza.
Busca el ladrón el desvanecimiento.
La perdida de la consciencia tras el galope.
Es muy grande mi pecho para que descansen en el las victimas.
Aprecia la malicia el usurero.
Lastima me da el crédulo porque en un abrir y cerrar de ojos será desplumado.