domingo, 30 de noviembre de 2014

Jaqueca

"Suelo tener jaqueca cuando se aproximan insoportables, es lo que tiene el dolor te advierte que pongas remedio cuando ve avecina un mal mayor."
Irsia Carolain Sprimbol

El que se esfuma

Soy un amasijo de días que se oxidan.
De segundos que se pierden.
De perdidas que se suman.
De anhelos que se esfuman.
Soy demasiado querer ser.
Y me devano en los conspicuos salón.
En los pasillos de las ametralladoras.
Al sol de las puertas de un nuevo y más pesado invierno.
Soy un acerico donde se clava el desprecio de tus frases.
Soy a cada paso y dejo de ser.
Soy lo nuevo que intento esquivar y me atropella.
Soy ajada seda.
Raído paño.
Soy bandera de la paz que amarillea y se deshilvana.
Soy laberinto que olvida.
Soy olvidado laberinto que nadie quiere transitar.

Curtirse es secarse

Es un gran drama que se esfume tu lozanía y ya no tengas talento.
Curtirse es adaptarse a una intemperie hostil.
Curtirse es secarse por dentro y por fuera.
Curtirse es haber llorado con los tropiezos y evitar volver tropezar.
El callo no es bello, pero evita ante tanto roce la dolorosa llaga.

Teñirse las raíces

"Se puede uno teñir las raíces, pero no puede uno reverdecer el pensamiento, no vuelve la perdida candidez por mucho que borremos de nuestro rostro los estragos del didáctico tiempo."
Irsia Carolain Sprimbol

La Caridad de Pilar

Es la Navidad caridad de volantes.
Caridad de la mano que hurga en su pecho.
De la mano que mece la soberbia voz.
Tronío que alimenta en la gratuita entrega a las grandes causas.
No solo en el natalicio si no siempre que para ello se la demanda.
Coplas de caridad para alimentar al pueblo.
Para corregir la escasez, para atenuar pobreza.
Gestos de grande, que a veces en casa no tiene el altar con el que reza fuera.
Pilar Boyero, se entrega en cuerpo, voz y alma para hacerle al pobre más amable la Navidad

Van a misa las camándulas

Se guarecen las camándulas porque finamente llueve.
Y encrespa la lluvia sus pelos hirsutos de potasa.
Correligionarias de Satán que enlacadas atufan las primeras filas.
No temas al delincuente confeso, teme al que con tesón sus evidentes delitos niega.
El que niega no merece el perdón, el que no lo pide no es perdonado.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Cadaver intelectual

Buscamos lo que se nos niega.
Es la negación la fuerza.
En el pasillo donde me azuzan los esperpentos, no desfalleceré.
Me espías en los espejos y me remedas.
Me denostas en la galería.
Y me imitas en las muecas burdas que haces en tu alcoba.
Tanta negación afirma que hay tarros que nacen vacíos.
O llenos de eterna nada.
En parihuelas llevan a la reina que nació cadáver.
Cadáver intelectual.

El duro camino

" No envidiarías tanto la perfección si conocieras su duro camino. La naturaleza no nos ha llamado a determinadas primeras filas, pero la capacidad que tiene el ser humano para inventar elegantes torturas, es proporcional a la soledad de la cúspide de la artificiosa pirámide."
Irsia Carolain Sprimbol

Determinación

Rodeado de los redentores.
Voluntarios que han dado un paso al frente.
Paso al frente hacia un imposible.
Fe en el resquicio de la infinita negación.
Engulle la tormenta el último aliento.
Pero no vence, porque el corazón ha tomado ya tierra.



Las alas de piedra

Abandonado el cuerpo se hace de escarcha.
En los brazos fríos del virtuoso pedernal.
Corazón silíceo que ya no late.
En el valle de caninas y dispersas falanges.
En el valle sin caricias y distanciadas visitas.
Pétreos sueños eternos, para impedir el olvido que triunfará.
Entre cipreses y broncíneas compañías, grazna el del luto perenne.
Y maúlla el gato que las zorras enlutadas envenenarán.
Aquí solo hay alas de piedra que no sirven para volar.

Ya no hay epicentros

Hoy no hay epicentros.
Se pueden desencadenar maremotos desde cualquier punto.
Oleaje virtual para arrasar con el embotamiento de los pasivos.
Con el abotargamiento de un gemir contenido.
Gimiqueo que no estalla porque no tiene claro quien lo va a secundar.
Clamor desde los ermitaños confines, donde se confina el visionario.
La luz cegadora que al ramplón impide medrar.

De rubor, brillo y sombra


" El rubor no es un estado febril, la sombra azul es un star que dispensamos con mano generosa y el brillo de unos labios jugosos, tienen que tener labios para podértelo dar." 
Irsia Carolain Sprimbol

Solo bajo la lluvia

Exuberante paisaje de lloviznas.
De árboles que lloran de tanto plomo aguantar.
Paseos de discordias con uno mismo, con el mundo, con Dios.
Todo se confabula en los días grises.
Decorados propicios para naufragar.
Yo no camino hacia la tragedia, es el camino por el que me veo obligado a transitar.
Llueve y solo los rabilargos susurran a mis espaldas, no los veo pero los siento graznar.

Ya llega el día


Remoloneo en la pereza de la oscuridad.
En el corto mundo de la ausencia.
En el familiar mundo de los ausentes.
En el luminoso sol que aun no ha nacido.
En las peleas de gatos del alba.
En los gritos del celo de la gata en disputa.
Remoloneo en el confort de un mundo sencillo y cálido.
De un mundo intangible que me gustaría prolongar.
Empieza el día y fenece mi noche en el incendio del inclemente sol.
Fenecen mis príncipes en las llamas de la infernal realidad.
Donde nada de lo que tengo en sueños, está.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Casta universitaria de tahúres

Enormes bolas de nieve que han rodado por las más propicias laderas.
Engordadas por el amigo, engordadas en el circulo de la endogamia.
Casta de tahúres, achicorias torrefactadas, que en finas tazas se cuelan como café.
Cercáis de alambradas, de tupido espino la mies que abona el sudor de todos y en exclusividad os merendáis. 
Es miserable ver tanta miseria y comprobar que sois zorras en los gallineros y ladronas de ingeniosos renglones y de formulas a las que vuestra inventiva nunca podría acceder.
Universidad de vendidos y vendedores de títulos a amigos; parentela pelota de la peor ralea y calaña.

Con ganas de más

Parece que el mundo nuevo nace trasnochado.
Ahogado por la insensatez y la ramplona codicia de los próceres salvapátrias que nos lo querían vender.
Sorprenden las espasmódicas contracciones de sus gimiqueos. 
El cadáver exquisito que es su programa, ente construido con miembros amputados de los regímenes del fracaso.
Cuartillas revisables, cuartillas que no van a seguir, renglones de obtusa confusión estalinista, trotskista, totalitaria y con aire de timo piramidal.
Creer sin ver, confiar para cualquier cosa ver, apostar para perder lo apostado e involucionar.
Podremos soportar está tragedia o después de probarla nos quedaremos con ganas de más.   

Nada me sacia como tu

Si mis besos tuvieran el sabor de tus besos.
Si tuvieran tu sabor no dejaría de besarme.
Pero no me saben igual.
Paso hambre sin tus besos, porque nada me sacia.
Nada me sacia como tu. 

Sigue siendo

Llevo tan poco tiempo escribiendo y tanto pensando, que creo que se me ha esfumado casi toda la vida, frente a lo poco que he plasmado.
Solo lo testimoniado persiste, por eso persisto en escribir, no me quiero desdibujar en el fue, ya que lo escrito siempre sigue siendo.

Mastectomía

Vivir es lucha y el final se escribe a dos manos.
La del tesón y la del abandono.
Eres tu el que decide quien escribe más fuerte.

Seres endiabladamente egoistas

Hay seres endiabladamente egoístas, que endiabladamente amargan las existencias contiguas.
Seres de plomo cuyo abrazo te impide volar.
Seres de enredo cuyo abrazo de zarza te hiere y te hace sufrir y llorar.
Seres nocivos y contaminantes que enrarecen el aire con sus exigencias.
Fieras que graznan y reclaman para si, inmerecidas porciones, que dedican al derroche.
Zainos silenciados en la ofrenda indebida, en la concesión constante.
Sátrapas de cortes de mancos, de tullidos del alma, de mamporreros.
Sátrapas de cortes de cacatúas viejas y lustrosas, avejentadas en los arreglos y aturdidoramente coloristas.
Cortes de nucientes que no dudan en robar los bocados que saciarán el hambre al honrado, para meterselos debajo de las barbas al anulador vicioso, que es el tuerto del sátrapa.  

El poder no solo corrompe, también amarga

Pesa más la alcoba que el salón de audiencias.
De lo intimo viene la felicidad.
Nimio alimento que sacia.
Combustible para afrontar y ganar batallas.
Hay tanto amargado detentando poder.
Hay tanto feliz que de su alcoba no quiere salir.

Como duele la caricia envenenada

Duele más el insulto con clase, que la sarta de improperios de los malos modales.
No duele tanto el exabrupto, como las palabras elevadas cargadas de azúcar con hiel. 
Ofende más el latinajo, que fuerza a coger diccionario, que la palabra hedionda que rueda por el feudo vulgar de todas las bocas.
Duele y duele releer lo escrito, para pillar la misiva y esputar diatribas arrastradas de fango.

Poder podemos pero no debemos

Cegado por las destrezas del rabilargo.
Cegado por su bello porte.
Cegado hasta que grazna.
Si estimas de que familia vienen.
Sabes lo que te van a sacar.

En comandita

"En comandita van las desdichas visitando haciendas, son amigas muy bien avenidas que en tropel te dan la pelma, cuando llega una no vale cerrar las puertas, pues ellas solas se sirven y a las rezagadas les derriban cercas." Irsia Carolain Sprimbol

jueves, 27 de noviembre de 2014

Inteligencia de zote

Son grandes las ínfulas del chaparro.
Del que dada su cortedad, todos tus vuelos corta.
Hambrientos enanos, que devoran las atesoradas migajas.
Amigos de las hormigas solo por saquear su granero.
Enfundados de progresía y con las tildes diacríticas del pelota mamón.
Sin ideas y negando las de otros, para que no salte a las alturas vuestra inteligencia de zote.
Pero como todo aflora y salta, en un par de días vuestra zopenquería se evidenciará.

Los males son pasajeros

Cuídate y quiérete, por ti y por los tuyo.
Los males son pasajeros que terminan apeándose de nuestras vidas.
Para que suban en el tren de nuestro futuro la ilusión y los nuevos proyecto.
Trabaja o corre, para que dejes pronto en su parada, al inoportuno pasajero de la decepción.

Abatidos

"Es muy fácil ser abatidos, victimas de unas exigentes carreras, victimas de los pasos expuestos por los que se persigue el éxito. Temores propios y temor a la mano contigua, al igual que con la certeza de su inferioridad, toma el atajo de hacerte tropezar." Irsia Carolain Sprimbol

El que escucha se llena

Llega la verdad de la mano del humilde.
Llega el ejemplo de la mano del más pobre.
Nada se guarda el que comparte todo lo que tiene.
Racaneamos hasta los minutos que dedicamos a escuchar.
Cuando el que escucha se llena y el que habla se vacía.
Somos cantaros que tenemos la obligación perenne de llenarnos en mil fuentes.

Los sin techo y sin calor

Llueve sobre las rosas de la calle.
Sobre las rosas que se guarecen bajo los aleros.
Es inclemente la intemperie para el noble y sensible.
Para el que un día tuvo séquito y familia.
Sin lazos y sin techo perdido hoy en las calles de anonimato y prisa.
Durmiendo entre cartones, en los zaguanes del lujo, en las esquinas con menos corriente.
O arropado bajo mil capas, como crisálida que espera ser mariposa en el nuevo día y olvidar la tragedia de arrastrado gusano.
En un banco de un parque sin que a nadie le importe, apestados de un sistema al que te rindes y eres cordial engranaje o eres victima rendida que se cobija bajo los árboles.
La caridad mancha y nosotros indolentes primeras filas que poco nos manchamos.
Depositamos nuestras dádivas en bandejas de plata, sobre netas  y nobles maderas en las cuestaciones de la farsa.
La caridad exige arremangarse y coger faena, no parchear el problema y aplacar la conciencia, para que no nos de ruido hoy, para que nuestro sueño no se desvele, para ganarnos el hipócrita cielo de la primera fila, del cálido visón, de la noche reparadora en nuestro caliente hogar.
La caridad es dar al igual, lo que por igual merece, legitima parte del confort de un mundo que nos lego nuestro Padre Dios.
Hagamos una fiesta para recibir al prodigo, que ha estado perdido y merece tener techo y calor. 

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Distancia

Me distingo con lo que a ti no te distingo.
Me distancio de lo que a ti te distingue.
Me distingo con lo que a vosotros distancio.
Mi distinción es vuestra distancia.
Y en la distancia ya no os distingo.

Nausea

Me envuelve el vació de las sombras en este aquelarre de perdidas.
Agota y desgarra tanto la ira.
Temo el aislamiento aunque sé que será sanador.
Estaré en la nueva tierra sin nadie, lavando mis manchas con el opio, narcótico que desencadenará el olvido.
Que brazos soportarán mi tristeza, que manos quitarán de mi cuello la soga del llanto.
Siento nostalgia ante tanta nada y lloro por todo.

martes, 25 de noviembre de 2014

Unidos

Los puentes del afectos son elásticos.
Y se extienden en las infinitas distancias.
Flujo de torrente sanguíneo de amor.
No existe la distancia en el corazón.
El corazón no mide en segundos el tiempo.
Siento muy próximo lo lejano.
Siento a lo lejano muy próximo.
Vinculados, unidos, siendo una unidad.

Casta de intocables

Narcotiza el demagogo.
Opio del pueblo.
Dadivoso es el gestor del erario publico.
Dadivoso con lo que no es suyo.
Casta de intocables.
Casta que ya no cacarea la guillotina.
Porque podrían terminar guillotinados.

Vivir aturdido no es vivir

Tanto aturdirse crea un permanente aturdimiento.
La vida nos curte.
Las drogas nos deshilvanan.
Sin costuras los trapos hondean.
Mientras los muerde el viento.
Mientras los roe la desidia.
De caer en el aturdimiento.

Quedar atrás

Salidas difíciles o estancias atemorizadas.
Da miedo avanzar, pero permanecer es morir.
La intemperie es fría pero el interior es helador.
Hogares de catástrofe.
Falsos amigos, falsos amantes, dominante anulador.
Es enorme el exterior pero en el está el futuro.
Huyendo de la mano violenta. 
Corriendo hacia la mano tendida.
Si cierras esa puerta sin mirar atrás.
Él no viene contigo.
El queda atrás.

Descargaré la carga

Un día descargaré la carga.
Os descargaré de mi carga.
Os descargaré de cargar conmigo.
Descargaré vencido todo lo que cargo.
Me rendiré al odio, corriente que nada carga.
Sin fardos e independiente, me diluiré para no ser yo ninguna carga.

Auditorio de cerdos

Es más cálido morir, que hablar para un auditorio de cerdos.
Las puertas de la gloria, son las puertas del sacrificio.
Los éxitos son intransferibles.
Los caminos son transitables.
Pero que poco transito y auditorio tienen determinados caminos.

El blanco absoluto

Es sobrecogedora la certera puntería del que tiene los objetivos tan claros
Rozando las miele o empalagado de ellas.
Se lanza al vació, como el más bello cordero se sacrifica al Altísimo.
Demasiado inmaculado para este mundo.
Un mundo demasiado manchado para que viva en él, el inmaculado.
Tensiones de arco demasiado domado.
Tensiones de flecha demasiado certera.
Tensiones de vida demasiado atinada.
Al blanco absoluto sin titubear, el puro se ha lanzado.

Nací sin carga

"Yo no nací versada, con tesón me fui versando, yo no nací construida con esfuerzo me fui construyendo, yo no nací cargada, por amor con la carga del débil me fui cargando."
Irsia Carolain Sprimbol

lunes, 24 de noviembre de 2014

Megalómanos floridos

Precoces esponjas que se empapan de hiel.
Mundo de impostados y arribistas.
Monstruos de Sodoma.
Floridos megalómanos.
Fabuladores de horizontes dorados.
De devenir de fabula.
Cantamañanas que juegan con el hambre de poder de estos degenerados tiempos.
Bruñidores de atajos para trapichear con los togados de la casa del estado mercader.

Cortoplacismo

Falsos intelectuales subordinados al ramplón cortoplacismo.
Repartir para pillar cacho, un cacho del sudor del obrero.
Perdidos en un mar de chatarra.
En un mar de achatarrado capital cultural.
Seudointelectuales progres que persiguen subsidios.
Vivir subsidiados del sudor del proletario.
Que ni por asomo quieren salvar.

Des Leal

Sin pruebas no hay delito.
Son tantos los delitos que se quedan sin probar.
La mano de la caricia es la más cruel a la hora de castigar.
Crímenes perpetrados desde la cercanía del afecto.
Odio vestido de harina de amor.
En la soledad del sueño nadie sabrá que fuiste tu quien le mato.

Desierto enfundado de buenos modales

Seres de modales suaves.
Almas flexibles.
Versátiles amantes.
El acomodado se acomoda a cualquier cama.
Barro en manos del mercado.
Mercado que incentiva los seres de barro.
En el ruiniforme páramo medra la duna que suavemente todo lo lame.
Avanza el desierto enfundado en sus buenos modales.

Es un negocio matar, es un negocio dejar morir

Luces de la muerte.
Luces para orientar la partida.
Fastos de luminarias para el fingido dolor.
No es lo mismo caer en los brazos de la muerte.
Que unas manos te estrangulen y despeñen.
Muerto por las manos de la intriga.
Intrigados por saber en las manos en las que has muerto.
Hay almas que se acercan a consolar.
Hay traidores que traen el desconsuelo.
Catafalcos de duelo.
Falsos dolidos que lloran al lado del catafalco.
La muerte a alguien siempre aprovecha.
Siempre alguien de tu muerte saca provecho.
Es un negocio matar.
Matando se hacen muchos negocios.
 

Irsia Carolain Sprimbol

" No he nacido para ser corte, ni para desfilar en las procesiones, soy perfume que huye del popurrí de olores de la plaza, a solas a nadie velo, a solas nadie me vela, no solo soy soberbia, también tengo en mi casa salones más cálidos."

domingo, 23 de noviembre de 2014

De caimanes

Es áspera la piel de los caimanes.
Áspera como el dolor de sus dentelladas.
Idealiza el amor a las fieras e incluso justifica la amputación.

Ámate

Como te acaricia tu mano, nadie te acariciará.
Acaríciate sin medida, acaricíate sin medir.
Quiérete, deséate, acéptate.
Repétate, con el respeto sagrado que merece la obra de tus manos.
Porque eres obra tuya, de tus sueños y tus desvelos.
De tus concesiones y de tus privaciones.
Ámate, ensálzate, exígete.
Ama como te amas sin esperar contraprestación.
Se consigue el verdadero amor, no con el acto de pedir, si no con el gesto de dar..


Lineas

No son las lineas de la mano las que escriben nuestras catastrofes.
Son los malos sentimientos alineados, los que hacen que naufraguen nuestros días.
Negros torrentes que confluyen, que afluyen, cauces que con tanto caudal se desencauzan. 
El organismo se resiente con tanta negatividad, con tanto borbotón de envidia.
No tiene lógica derribar, cuando derribar en el terreno de otro, no implica construir en el nuestro.
El orden no es exportable, pero la suspicacia siempre es susceptible de empeorar.
Lineas y alineados planetas que marcarán la fecha para zozobrar.

.

Transeúntes

Son muy pocos los que son, sin el aval del contexto.
El transeúnte tiene, en un espacio, camino que muda constantemente, un valor intrínseco o extrínsecamente cambiante.
Valores de inmersión.
Valores de emersión. 
Plantas aerobias.
Plantas que no necesitan tener raíz.
Sin bienes raíces.
Caminando como porvenir.
Inquietos e insatisfechos seres que necesitan cambiar para vivir.
Nos tilda tanto el contexto, que cambiando de contexto huimos de ser tildados por él.

Castillos de naipes prestados

Soy un hacedor de castillos de naipes prestados.
De lagos de lagrimas enjugadas mientras escuchaba las penas de otros.
Vivo viviendo mi vida y la de los demás.
La vida rica y densa de los que se cruzan conmigo, y me hablan y se escuchan llorar.
Construyo cercar y altas murallas, como tapias de jardín del edén.
Para que no las salte el ladrón de alegrías, ni las esquive en altura la graja negra de las alas de tristeza.
Tapias de nieves perpetuas, que impiden el desanimo y animan el tesón.
Castillos de sillares prestados, puentes por los que fluya el consuelo y la risa de las contadas alegrías.
Soy un constructor de alianzas, de ententes y acuerdos, de sociedades sin lucro, cuyo único fin, es el amplificar el eco de la risa en el protegido jardín.
Soy todo lo que puedo y de lo que puedo doy.
Por eso cojo prestado, porque ya nada tengo y hasta lo prestado doy.