martes, 31 de marzo de 2015

Pienso claro

Ofrezco mis manos que están vacías.
Ofrezco mis manos que están limpias.
Ofrezco mi pensamiento, que piensa muy claro.
No confunde quien no busca confundir.
La verdad no necesita cerrar ninguna puerta.
No necesita esconder nada.
La verdad no teme que la rodeen y le den la vuelta.
Así soy yo clara y sin dobleces y sin temor a las vueltas.


lunes, 30 de marzo de 2015

Saber es morir

Me turba saber, porque saber es morir.
He imaginado tantas veces como lo iba a hacer.
Como iba a ser.
Como iba a sentir.
En que rincón me iba a entretener.
He sentido tanto placer imaginando.
Inocencia de infante que nada ha cursado, que nada ha realizado.
Todo se va para no volver.
Todo es más bello sin saber.
Sabores imaginados, paladeados en sueños.
Gemidos y suspiros sin conseguir pero preñados de ganas y empeño.
Besos sin dueño, que del estrellado cielo se adueñan.
Ya todo lo sé y es todo sinsabor al amanecer.
He dejado de soñar tras probar realidades.
Tras tanto vivir días.
Tras tanto descansar en las noches.
Por el camino del intentar lograr, está el ideal.
Está la sonrisa cándida del ardiente desear.
Es la noche de placentera bruma.
Está el duermevela del ignorar.


Malévola peonza

Las palabras malvadas envueltas en miel son un faro turbulento.
Son estrategia para arriar la luz y llevar al rendido a los carceleros escollos.
En el atrio como malévola peonza se contonea la zafia.
Embutida en las estrechas tallas para marcar la ubicación exacta de la vulgar flor negra.
Muchos se pierden con la simple trampa de la que con oro no puede comprar ni cuna, ni estrella.

Espinas

Amor espinoso.
Amor que al amante llena de espinas.
Amor que me hiere.
Amor dolor punzante.
Amor que me mece en el ansia.
Amor de cruel corona.
Amor que de dolor me llena.
Amor sin luna.
Amor de frío viento.
Amor que desgarra mi frente.
Con sus afiladas penas.

Al viento le importas un pimiento

Hay hechos que dan que hablar.
Por eso hablamos de esos hechos.
No se niega lo evidente.
No se obvian las evidencias.
El oído fino traiciona.
Pero los complejos de inferioridad traicionan más.
No te critica el viento.
Porque al viento le importas un pimiento.

Rotulador carioca

Delira la loca del rotulador carioca.
Delira como una encelada foca.
Morsa piraña que tiene malas mañas.
Vulgar loro que entra en la jaula de los periquitos de manicura francesa.
Ebrios de cervezas y de pitarras, empapados de colutorios para las caries del alma.
Donde vas abandonada hiena, que por no tener no tienes ni dueño, ni cadena.
Sin perrito que te ladre, ladras tu a la inalcanzable luna.
Delirios de fregona que se siente sola aunque la bolsa le sona. 

domingo, 29 de marzo de 2015

Barrabas

En el mundo de las sombras es fácil ser perfecto.
Fragmentos brillantes que hacen presuponer un todo magnifico.
Se bordan las ausencias con la misma caligrafía y trama.
Barrabas fue liberado por la ebria ceguera de un vulgo azuzado.

sábado, 28 de marzo de 2015

La paciencia todo lo alcanza

Que nada te turbe, que para ser feliz, muy poco hace falta.
Encontrando paciencia, todo se alcanza.
Nada es difícil si la labor no nos espanta.
Todo se logra, si se acomete y uno disfruta de la campaña.
Que en esta vida, no es sólo logro, si no camino de alabanza. 

Fuera del tablero

Cuando uno en esceso se escora termina fuera del tablero.
Desde los confines no se rige el mundo.
Son los centros geográficos asiento del geopoder.
Nada deciden en la partida las minorías radicales.
La algarabía de peones que se comió la reina, que se zampo el alfil.
Solo pitan y hacen ruido e terreno barbaro.
Tristes peones que no aceptan las reglas del mayoritario juego.

Sin rostro

Una instantánea es un instante. 
Un disfraz es un remedo. 
Un vodevil es una farsa.
Y reinar en los segundos y oscuros planos es maldad.

No se va a misa como a las tabernas

Valoro tanto las facciones limpias.
El recato en las costuras.
El discreto anillo que en la diestra campea.
No se va a misa como a las tabernas.
No es un teatro la misa.
Y se debe sentir cuando se reza.
La jerarquía del efímero mundo.
No se puede trasportar a la iglesia.

Estado pasajero

Preocupados por la vida terrena olvidamos que no moriremos nunca.
Olvidamos que no dominamos nada.
Y que todo lo que dominamos es estado pasajero.
Es hambre saciada hoy que volveremos a sentir mañana.

Paseo maldito

Es la soledad un paseo maldito.
Es un pasillo ancho en la multitud que abarrota la plaza.
Acompañan a la soledad los violentos salivazos.
Los improperios que la marea de las crueles lenguas hace varar en nuestra costa.
Forzados a transitar entre enemigos, entre falsos amigos.
Erguidos cipreses que se alimentan de muerte.
Camino de maldiciones y maledicentes.
De caricias que solo buscan hurgar en las llagas.
Es mi espirito fuerte pero ya no soporta tanta traidora piedra.

Segadoras tijeras

La felicidad es una marioneta de hilos muy finos.
Hilos de seda que manejan las Parcas.
En manos de la hilandera.
En manos de la rueca.
En manos de las segadoras tijeras.

viernes, 27 de marzo de 2015

Quereres

Fuego fatuo es el dinero.
Que solo calienta en el despilfarro.
En la fiesta del derroche.
Pira de vanidades.
Faro de calamidades.
Tren rápido.
Que fácilmente descarrila el alma.
Compra quereres falso.
Compra brillos eternos.
Compra tesoros que de manos en mano van.
Cuando los funden los herederos.

Invasoras

Hurga el desasosiego en la emotividad de mi ruina.
Es un viento ululante el que mece mis acacias.
Paisaje de invasoras que embriagan todo mi ser.
Lloro y mi llanto las alimenta, río y su fragor amarillento me empalaga.
No se pierde esa bella cizaña que todo lo enturbia 
Y sus raíces clavan y socavan los cimientos del descanso en mi neblinosa morada.

jueves, 26 de marzo de 2015

Autopsias psicológicas

La autopsia psicológica remonta el caudal vital.
Sus estiajes, sus diluvios, los cortantes marros del lecho.
Partir siempre tiene motivos.
Partir por voluntad propia siempre tiene unas miserables bambalinas.
Somos pesar, pero no a todos los tormentos nos pesan igual.

Adiós ni niñito

Es por pasión el dolor que siento.
Es ciega pasión la que rige mi vida.
Es devastador sentir, como me han amputado un dedo.
Un bello dedo pequeño y delicado.
Es la fatalidad, un duro azar que hoy no entiendo.
Que hoy siento plomizo en mi estomago.
Amargando el sol de primavera.
Tengo más dedos pero solo pienso en el que he perdido.
Se ha ido uno de mis bellos besadores.
Uno de mis bellos ángeles.
Se que tengo más, que podría tener muchos más.
Pero mi bello ángel blanco ya no volverá.
Adiós mi niñito de hocico negro y húmedo.

Besos lanzados

Son mis alhajas los besos que me has lanzado.
Las palabras que sobre mi has escrito.
Brillo con las facetas de tu amor.
Sufro de solo pensar que mañana al despertar tu ya no seas mi sol.

Cárcel


Una cárcel de la que se puede salir, no es una cárcel.
Es un impuesto cautiverio con un perseguido fin.
Cercados por nuestras metas.
Muy cerca de la esclavitud por depender sin necesitar.

Yoransel de Omatog

Fabricadores de tontos muy útiles

Cuando no se tiene clase, todos los frutos salen desclasados. 
De malos mimbres peor urdimbre.
Domar lo torcido es ardua misión, misión ciclópea.
No pidas velocidad al tocino, ni tocino al magro que practica la velocidad.
Rápidos de pensamiento, pero de pensamiento envidioso.
Totalitarios redentores de rescoldos, después de haber generado la pira.
No te sana el que traperamente te apuñaló.
No vuelvas a acariciar al que tras la generosa caricia y entrega, tu mano mordió.
Tiene miedo el que ve que en cinco minutos de bien dichas verdades será desmontada su fachada de caridad.
Por amor a lo propio, a lo que se acarrea a casa, están en la casa consistorial algunos.
Alguaciles, alfeñiques, amantes complacidas y financiadas, lame culos muy bien pagados, rentistas Sanos a costa de todos y caciques que con el socialismo siguen haciendo sus cacicadas.
No hay peor doctrina que la que promete y no da trigo y de quina te da tres tragos.
Que complicado es matar tontos, cuando el adoctrinamiento de los explotadores de obreros se empeña desde sus tribunas en fabricarlos.

La palabra la mejor de las armas

Las palabras no matan.
Pero ayudan a morir.
Las palabras no matan.
Pero incitan a matar.
Teme a la palabra.
Porque en el bullicio de la plaza.
Nunca sabrás la boca que desencadeno.
El oleaje de vulgo que tu vida segó.
Escondido en la callejuela está el que mueve los hilos.
Son hilos las bellas palabras.
Hilos acicalados que venden traición.
Domina lo palabra y dominaras el mundo.
Lanza un bulo y será pólvora en el desinstruido.
Pide que una mano ejecutora y el vulgo te la dará.

Desordenaré

Desordenaré el cielo si tu me amas.
Desordenaré el mundo si sientes por mi lo que siento yo.
Temo el pecho descubierto que atrae los fulminantes rayo.
Temo la caricia que encadena sin intención de dar.

Sólo los VALIENTES procesan la verdad


Sólo los valientes procesan la verdad.
Digieren el cortante marro de la crudeza.
Afrontan enteros el dolor de verse.
Verse en los espejos que son las palabras.
Verse tal cual son, tal cual les ven.
La verdad ofende.
Crea enemigos.
Aleja a los amigos.
La verdad nos hace libre pero nos queda solos.
Hay que ser valiente para escuchar y decir verdad.

miércoles, 25 de marzo de 2015

La yesca de los justos

Como yesca en el cañaveral.
Así son las vidas de los justos.
Guías que no sueltan el timón tras la muerte.
Haré de tu pedregal un vergel, nos prometen.
Desde el humilde cada día un paso, una piedra.
Y en un mañana no muy lejano, estará limpio el valle.
Cuidaré donde cae mi grano.
Haré del lugar donde ya ha caído un recinto fértil.
La suerte es una cuestión de estrategia.
Con la ayuda del justo jugaré con destreza.
Hay un rey en mi espejo, porque me he trabajado para ser rey.

Los pobres lloran trabajando.

Los pobres lloran trabajando, no se pueden permitir el lujo de interrumpir su jornada, no se pueden permitir dejar de ganar el pan, tienen que sudar y llorar.
Está bien el luto, pero sin festejos y laborando, sin música pero labrando. 
Las instituciones del estado con facilidad todo lo suspenden, paralizando el devenir del reino, demorando la salida de la crisis, postergando las iniciativas, los proyectos.
No toman ejemplo del que el pan se gana con su sudor y se ve forzado a trabajar y llorar, para llevar a la mesa el pan nuestro de hoy, que estará regado de amargas lagrimas.

Sin alforjas

Descansen todos aquellos a los que el destino ha puesto fin a su jornada.
En el nuevo viaje ni hay alforjas, ni sudor, ni esfuerzo. 
No se compite en el más allá. 
En la vida eterna no nos medimos, nos miden.

Gestos

Cuando los gestos no se acompañan de acciones se convierten en estúpidos gestos.
No hay nada peor que lo preñado de vació.
Irsia Caroain Sprimbol

En segundos

Por qué nos embarga tanto el dolor y nos embriaga tan poco la dicha.
Hay estados que nos llevan al precipicio y nos dejan varados en él.
Mantener la salud es un diario, enfermar es cuestión de segundos.

martes, 24 de marzo de 2015

En que mano tienes la piedra

El que en la mano tiene una piedra cree tener en ella el mundo.
Y el que tiene el mundo en sus manos, cree tener los zapatos llenos de piedras.
Caminar ligero, caminar cargado.
Que osado es el ignorante que sin armas se cree armado.
Que inseguridad genera estar armado, que crees que todo el mundo confabula para quitarte las armas.
No siempre David derrota a Goliat.
La última mata, pero la última no fue la primera.
Al insignificante no se le tiran piedras.

Cuanto más tienes menos crees tener.

Solo el insensato piensa que sabe pensar.
Cuanto más piensas menos sabes.
Cuanto menos sabes con más totalitarismo piensas.

Los cristalitos para El Alba de Aliste

Las arteras artes con las que con el dinero de todos solo pesca una parte.
Fondos para los amigos o colocando la obra de los amigos con cargo a los fondos comunes.
Como no buscarse la vida en lo alternativo si nos tienen cerrada toda alternativa.
Sorprende lo fácil que aflora el caudal para colocar conocidos, para dar parte del todo al gracioso y bien avenido.
Sin enjuagues y sin cautela, pero con mucha trampa se reparte mucha tela.
Algunos con las armas del sátrapa estado de provincias, donde el brillo del cristal pasa por diamante, ganan la guerra, la guerra por la que se pasa a la historia, cerrando la puerta al que no se vende, al que al poder no lame las botas, no lame las alpargatas del ignorante y cateto que arriba a gestionar una hacienda, que ni le duele, ni es suya y despilfarra en fanfarrias de calidad deplorable, en ferias de vanidades y estelas de gloria para mediocres arrimados a los que la grasa se arrima, arrimada por el refrendado gestor de todos que gestiona nocivamente para una sola parte. 

Colisión

Son trágicos los viajes sin noticias. 
Los viajes buscando la fatídica información.
Los viajes con las esperanzas rotas.
Con la fe quebrantada.
Buscando el dolor.
Remontando el río de sangre.
Es el futuro un campo minado.
Es una fortuita colisión.
Es la sorpresa del drama.
Cometas que en el cielo limpio buscan la caída última.
El postrimero destello que precede el apagón.

Para quien

Si hablas para todos se enteran todos, 
Si hablas de parte solo se percata una contratante parte. 
Porque como todo se paga, los discursos se venden.

Portezuelas

Trazado de infalibilidad.
Retícula para los pobres diablos malditos.
Es viejo leer y comprender.
Ahora ni se lee, ni se comprende.
Portezuelas traseras para los que se enroscan en las alcobas.
Esos son los monstruos, los del oficio antiguo.
Los del corazón apergaminado.
Mundo acuático donde todo es roce e inmersión.
Mundo de piedra donde todo es duro.
Reino donde si estás vestido de ética no puedes nadar.

La pluma del grajo vendido

Está el engaño en el enfoque, en el angulo cerrado que discrimina vació.
Discrimina ausencia, que denota escasa concurrencia.
Mentiras televisadas que podan ramas inconvenientes.
Es el sectarismo de la información.
Es el sectarismo y su teledirigido mundo de noticias.
Periodistas a los que se les ve el plumero, las plumas de grajo vendido.
Si no te doy presencia eres un gran ausente.
Televisiones de sátrapas.
Sátrapa que venden imagen televisando sus mediocres algarabías.

Luces

Luces que no embaucan.
Que por la satinada piel se deslizan desvelando beldad.
Es tan importante la orientación.
Tan importante para la verdad.
Que solo mirando de frente a la luz.
Se desvela pura la pulcra suavidad.
Luces para no deslumbrar.
Luces para con claridad mostrar.

Cuando coinciden las lluvias

Cuando coinciden las lluvias y llueve dentro y fuera.
Y te sientes tan empapado que pensar sin tristeza cuesta.
Hay tantos días en los que mi andamiaje sonríe.
Y yo en la soledad en compañía me siento así.
Demasiados y prefiero no contarlos porque su porcentaje asusta.
Hecho el cierre a otro día, porque mientras duermo no suelo llorar.

Color de guerra

Si me borrara el color de mi semblante.
Verías que estoy muy triste.
No se ganan batallas con la pena.
Si no luciendo los colores de la guerra.

Celo

Como se sufre en el celo.
Como se pena estando encelado.
En ese ansia de sentir constante.
El placer que dura solo un instante.
Segundos de gloria que borran horas de agonía.

lunes, 23 de marzo de 2015

Los politicos se venden

Si hablas para todos se enteran todos, si hablas de parte solo se percata una contratante parte. Porque como todo se paga, los discursos se venden.

Peace

Batallas perdidas de solemnidad ridícula.
Extraño olor a carroñeras gaviotas.
Salvaje y solitaria agonía en la dispepsia. 
Todo es ignoto en este hangar de muertos.
En esta fosa común de descanso perdido y eterno.
Abatimiento mudo en el que la heroicidad se olvida.
Peones al servicio de los espurios intereses del coronel.

Nos edulcorará el futuro

No son dichosos los que mueren en la guerra.
Solo son carne ultrajada al servicio de fines poco nobles.
Huelen mal, sin poesía y sin lagrimas, solo alaridos de desesperación. 
Solo ira por no entender que no tiene nada de elevado matar, dejarse matar.
Morir en la flor de la vida, sin sentir el calor de la mano suave.
El beso de la madre fiel.
El miedo es ya una erosionada roca, es arena de pecados.
Es una tormenta de sinsentidos que atenaza y ahoga.
Si fuéramos heroes nos recordaría la historia, nos edulcoraría el futuro

Pasos al borde

Me pesan los pies porque tengo empapada el alma.
Doy pasos cortos y entumecidos.
Pasos temerosos al filo de la caverna donde habitan mis enemigos.
Al borde del mundo de sombras.
Soy blanco fácil, amor fácil.
Sé que quieren hacerme saltar por los aires.
Por eso a pesar de estar mojado he aprendió a volar.

Corrientes subterráneas

Pensar no sale gratis.
Expresar lo que se piensa se paga caro.
Nuestro mundo llama prudente al que guarda silencio.
Llama sensato al que no actúa.
Mundo de tibios espectadores.
Mundo de frígidos que no saben amar.
Que sólo se mueven a golpe de querer, de querer medrar.
Corrientes de aguas subterráneas que socavan cuando nadie las ve.

Versalles

Domados para dar impresión, para impresionar nos domamos.
Todo miente, pero la mentira falsamente atrae y termina por defraudar. 
Los cuerpos miente, incluso más que las palabras.
Porque modelamos nuestros cuerpos no para ser, si no para parecer.
El hoy es un mundo de afeites y cuerpos afeitados.
Los sentimientos son visceral química para crear vástagos fuertes, no para elevar el espíritu.
Es la química la primera que miente, miente a la etérea alma que ante lo implacable se rinde.
No es tener es sugerir que se tiene.
Deja que el mundo amueble tus silencios que lo hará con sus mejores muebles.
Deja que el vulgo deseque tus lagunas que en ellas levantará un Versalles.

Luz de papel

En un mundo en el que todo se apaga, escribir es encender la luz.
"Escribir ordena la mente, ordena el mundo que vemos y el que sufrimos dentro, y después de ordenado nos permite volverlo a desordenar."
"Piensa lo que escribes, escribe lo que piensas, escribe y no olvidarás lo que has pensado


Yoransel de Omatog

Barrunto

Soy barullo de embrollos.
Soy barrunto de tormenta.
Soy historiado copete.
Soy histriónica desidia.
Soy mariposa que desfallece encerrada en un fanal.
Soy panteón de alharacas hueras.
Soy vaga idea.
Soy código que no sé descifrar.
Soy sin ser y sin ser soy.
Soy una mezcolanza de lo que ven en mi y yo no veo.
De lo que me esfuerzo por hacer ver y nadie ve.
Corro solo y llego el último.
Soy el último en esta vida de dolores solos.

Dios y la ética

"Un Dios no solo es un Dios, son una reglas de juego y un código ético."
Yoransel de Omatog

Caritas lindas, sonrisas cegadoras

A veces tras las caritas lindas no está el cielo.
Nos venda los ojos la sonrisa y nadamos en la pleamar de las resacas.
Y nadamos lejos de la costa y sin hacer pie.
Y nadamos en el frío para alcanzar la promesa de la cegadora sonrisa.
Muchas veces la estafadora es una mujer de buena esperanza y bella.
Mujer a la que seguimos ciegamente con fe.